Header Ads

Seo Services

MIGRANTES EN NECOCLÍ TEMEN NO PODER INGRESAR A PANAMÁ SI NO ESTÁN VACUNADOS.

Los extranjeros rechazaron la brigada de salud aprobada por Migración Colombia.
En carpas improvisadas a orillas de Necoclí (Antioquia) permanecen desde hace casi un mes, los cerca de 800 migrantes que se quedaron varados tras el cierre de la frontera con Panamá por cuenta de la pandemia del coronavirus.
El director de Gestión del Riesgo de Necoclí, César Zúñiga, aseguró que le preocupa que durante del proceso de vacunación contra el virus en el país, les exijan a los extranjeros ser inmunizados para lograr su tránsito hacia Panamá una vez se abran las fronteras.
El funcionario precisó que "los migrantes se negaron a ser valorados durante una brigada de salud aprobada por Migración Colombia. La jornada era apoyada por las autoridades del departamento, pues según ellos no necesitan ayudas sino llegar a su destino final".
Cabe mencionar que este fin de semana uno de los migrantes llegó hasta la sede de la Alcaldía de Necoclí para solicitar atención. Sin embargo, como los funcionarios no prestan servicio los sábados ni domingos, el hombre atacó las instalaciones con un palo.
Ante el cierre de la frontera con Panamá, cerca de 200 migrantes han salido de esa población en el Urabá Antioqueño. Los demás extranjeros continúan durmiendo en carpas cerca de la playa y a la espera de que les vendan tiquetes para atravesar el Golfo de Urabá, según precisó el funcionario.
El oleaje se ha llevado varias de las carpas improvisadas por los migrantes, la mayoría de ellos provenientes de Haití, Cuba, Senegal, Ghana y Camerún.
De acuerdo con las autoridades, en las próximas horas se podría confirmar la apertura de la frontera, con lo que se empezarían a vender los tiquetes a los extranjeros en el muelle.
Fuente: Sistema Integrado de Información
Puede ser una imagen de masa de agua y palmeras

No hay comentarios