Header Ads

Seo Services

EL CONSEJERO MAYOR DE LA ORGANIZACIÓN NACIONAL INDÍGENA DE COLOMBIA (ONIC), LUIS FERNANDO ARIAS, PROPUSO CONFORMAR UNA COMISIÓN DE PAZ CON LA QUE SE CONSTITUYA UN ACUERDO HUMANITARIO QUE FRENE LOS HECHOS DE VIOLENCIA ARMADA EN EL DEPARTAMENTO DEL CHOCÓ.

El líder social además convocó a la Iglesia Católica, a través del Nuncio Apostólico, monseñor Luis Mariano Montemayor, y a varios de los arzobispos de la región Pacífica para que se unan en torno a la creación de esta comisión de paz en la que se promueva el cese del conflicto en el Chocó.

“Necesitamos un acuerdo humanitario ya, para el departamento del Chocó y para la región del Pacífico, y para los pueblos indígenas y las comunidades afro de ese departamento”, señaló. Dijo que “hoy más que nunca necesitamos de la sociedad civil colombiana, desde los pueblos étnicos, desde sus gobiernos ancestrales, conformar una comisión de paz, integrada por las organizaciones étnicas por la iglesia”.

“Le hago un llamado al Nuncio Apostólico en Colombia, a los jerarcas de la Iglesia Católica a las diócesis de Quibdó, Istmina (Chocó), de Buenaventura,  e Cali (Valle del Cauca) y al arzobispo de Tumaco (Nariño), de toda la región del Pacífico”, expresó. Señaló que es necesario que actúen urgentemente para que cese la violencia armada que provocó el asesinato de un reconocido líder indígena y el desplazamiento de 190 familias de la comunidad embera, que representan más de 900 personas del municipio de Bahía Solano.

“Necesitamos estar unidos para que juntemos todos nuestros esfuerzos, con las organizaciones sociales y la sociedad civil de esta región, para que adelantemos una campaña que salvaguarde a esta comunidad y, en ese sentido, destierren de una vez por todas de estos territorios a estos actores que hoy siguen amedrentando y masacrando a nuestras comunidades”.

Arias instó a las organizaciones defensoras de Derechos Humanos para que participen de la comisión de paz y apoyen la formulación de un acuerdo humanitario que, pare la violencia armada en el Pacífico.




No hay comentarios