Header Ads

Seo Services

98 FAMILIAS DE VARIAS COMUNIDADES INDÍGENAS DEL MUNICIPIO DE BAJO BAUDÓ-CHOCÓ, SE ESTARÍAN DESPLAZANDO HACIA QUIBDÓ Y OTRAS CIUDADES DEBIDO A AMENAZAS DE GRUPOS AL MARGEN DE LA LEY.

La Oficina de Naciones Unidas para la Coordinación de Asuntos Humanitarios en Colombia, OCHA, informó que desde el pasado 17 de noviembre se presenta el desplazamiento de 500 indígenas, de 98 familias, de las comunidades de Villa Nueva y La Loma, resguardo Río Purricha, en el municipio de Bajo Baudó. Las personas se dirigen hacia el corregimiento de Puerto Granada y hacia Quibdó.

Los desplazamientos forzados son provocados por un grupo armado que por el momento no ha sido identificado y que amenaza a docentes y líderes comunitarios de la zona. Piden un albergue temporal para resguardarse temporal y que les suministren elementos básicos para sobrevivir.

Desde la alcaldía del Bajo Baudó se informó que no cuentan con los recursos suficientes para dar respuesta a la población afectada. Esta crisis humanitaria se suma a los estragos que deja el invierno, en el Chocó.

Desde hace ás de cinco años esta zona del río Purricha ha sido escenario de disputa entre el ELN y el Clan del Golfo por el control del narcotráfico. El pasado 4 de julio fue asesinado el docente indígena Rubilio Papelito Limón.

La OCHA, a lo largo de este año, ha denunciado la emergencia por desplazamientos que se presenta en el país. Entre enero y octubre de 2020, 21.062 personas han sido desplazadas en 79 eventos masivos. El 67% de los casos de presentan en los departamentos de la región Pacífica, especialmente en Nariño y Chocó. También, la organización alerta sobre los confinamientos a los que han sido sometidas cerca de 65.298 personas. El 49% de los casos ocurrieron en el Catatumbo, Norte de Santander y el 51% restante en Chocó, Antioquia, Córdoba y Valle del Cauca.tante, y con la entrega de estos vehículos lo vamos a incrementar; esperamos que la comunidad nos siga dando esa voz de aliento para continuar previniendo accidentes y salvando vidas.



No hay comentarios