Header Ads

Seo Services

AUTORIDADES TRAS LA PISTA DE DOS IRANÍES POR EXTRACCIÓN DE ORO DE MANERA ILEGAL EN RÍO QUITO-CHOCÓ.

   31/08/2020. Tomado de El Tiempo. El 28 enero de este año, un informante se presentó ante la Fiscalía General y entregó valiosa información sobre las actividades ilegales de extracción de oro que por seis años realizaron en Colombia dos extranjeros.

El testigo dio nuevos datos sobre Hassan Jalali Bidgoli, de 44 años, y Amir Mohit Kermani, de 50, quienes están prófugos de la justicia desde diciembre de 2018, cuando la Dirección de Carabineros de la Policía dejó al descubierto una red dedicada a la extracción y comercialización ilícita de oro en Chocó. Con el testimonio del informante, un juez prorrogó las órdenes de captura en su contra y, por ende, se mantuvieron vigentes las circulares azules que emitió Interpol para facilitar su ubicación y captura en 197 países.

Jalali y Mohit tienen origen iraní, y llegaron a Colombia en 2013. Se radicaron en Quibdó, Chocó, y allí constituyeron una empresa, Comercializadora Internacional C. I., cuya labor era la extracción de minerales de oro, platino y sus derivados, actividad muy común en esta zona del país.

Con el testimonio del informante, las autoridades no solo han logrado ampliar la investigación sobre el modus operandi de los extranjeros, sino que consiguieron datos importantes para seguir sus fortunas conseguidas irregularmente.

Los extranjeros les ofrecían a los que se dedican a barequear el oro (forma artesanal de extraer el mineral del río) hasta un 10 por ciento más del valor por cada castellano, forma de medición del oro que equivale a 4,5 gramos del mineral, explicó un oficial de la Policía de Carabineros. Dentro de la investigación quedó establecido que hace seis años los extranjeros pagaban a los barequeros por cada castellano 693.000 pesos, un precio superior al que ofrecía la competencia.

El testimonio del informante, quien trabajó por varios años para Jalali y Mohit, abrió el hilo en la investigación sobre a dónde fueron desviados los millonarios recursos que los extranjeros obtuvieron por la extracción ilícita del mineral; de hecho, según Carabineros, el Servicio de Migración y Control de Aduanas de Estados Unidos (ICE, por sus siglas en inglés) es una de las agencias más interesadas en dar con el paradero de los dos hombres.
“Se estima que, como mínimo, los investigados lograron una fortuna superior a los 11.000 millones de pesos. Estamos trabajando en establecer sus posibles testaferros en Colombia y la ubicación de sus cuentas en el exterior”, aseguró el oficial, quien recalcó que de allí la importancia de estar trabajando con ICE y las policías de Europol y Ameripol.
De acuerdo con el investigador, el tema del lavado de activos por los extranjeros va muy adelantando y se espera tener resultados en pocos meses en la Fiscalía.
De igual forma, Jalali y Mohit, señalaron en su momento los agentes de Carabineros, se especializaron en ubicar dragas para la extracción del oro, rudimentariamente conocidos como dragones, sobre las aguas del río Quito, lo que ocasionó un “daño irreparable a los recursos naturales y el medioambiente, así como contaminación ambiental”, por lo que se les lleva un proceso paralelo por la afectación del medioambiente en el país.
“Para las autoridades colombianas es un reto lograr la captura de estos dos extranjeros por el daño causado en Chocó, no solo a nivel social sino ambiental”, le manifestó a EL TIEMPO el director de la Policía de Carabineros, el general Herman Alejandro Bustamante, quien agregó que de igual forma se busca una condena que sea ejemplarizante.
A la vez, el general Bustamante explicó que, en lo corrido de este año, la dirección de Carabineros en Chocó ha logrado impactar la economía de las redes criminales que se lucran de esta actividad en más de 15.000 millones de pesos “con la intervención de 22 minas, la destrucción de 12 dragas y 13 retroexcavadoras”.
La imagen puede contener: 2 personas, primer plano

No hay comentarios