Header Ads

Seo Services

17 AÑOS DESPUÉS DE QUE LAS FARC LANZARA UN CILINDRO BOMBA A UNA IGLESIA EN BOJAYÁ – CHOCO, LA COMUNIDAD EMPEZARÁ A CERRAR EL CICLO DE VIOLENCIA, ESTADO ENTREGARÁ 100 CUERPOS DE VÍCTIMAS DE LA MASACRE.


31/10/2019, Del 11 al 18 de noviembre la Unidad para las Víctimas, la Oficina en Colombia del Alto Comisionado de Naciones Unidas para los Derechos Humanos, el Centro Nacional de Memoria Histórica, la Fiscalía General de la Nación y el Instituto de Medicina Legal participarán en el Acto de Entrega formal de los muertos de la masacre del 2 de mayo del 2002 en Bojayá, Chocó.
Más de 78 personas fueron asesinadas en medio de un enfrentamiento armado entre el Bloque Elmer Cárdenas de las Autodefensas Unidas de Colombia y miembros de las Farc pertenecientes a los frentes 5, 34 y 57 del Bloque Móvil José María Córdova, cuando una pipeta estalló en el centro de la iglesia católica de Bellavista, cabecera municipal de Bojayá, donde se resguardaba la población civil.
Después de 17 años de la masacre, el Estado logró la identificación de los cuerpos y acordó con la comunidad llevar a cabo un acto solemne de dignificación a sus muertos según sus usos y costumbres.
En el año 2015, ante petición de las familias representadas por el Comité por los Derechos de las Víctimas de Bojayá, se analizó la documentación y se estableció que el trabajo de exhumación en el año 2002 fue realizado de manera responsable. También se determinó que la gran mayoría de las víctimas se encontraban identificadas a través de cotejo de ADN, inclusive su fallecimiento fue registrado ante la Notaría Única de Bojayá por la Fiscalía de Derechos Humanos de la época.
Se planteó entonces la propuesta de que las exhumaciones se realizaran solo con fines de entrega digna y reubicación de restos óseos en el monumento (mausoleo).
Durante el mes de mayo de 2017 el Grupo de Búsqueda, Identificación y Entrega de Personas Desaparecidas de la Dirección de Justicia Transicional, con el apoyo de dos equipos de criminalística del CTI, realizó las diligencias de exhumación en los municipios de Bellavista, Vigía del Fuerte y el corregimiento de Pogue, de Bojayá; al tiempo que se efectuaron prospecciones en el municipio de Riosucio (Chocó), así como la inspección en la escombrera y alrededores del colegio y la iglesia de Bellavista antiguo.
Estas diligencias efectuadas durante 28 días estuvieron acompañadas todo el tiempo por psicólogos de la Unidad de Víctimas, miembros del Centro de Memoria Histórica, representantes de la ONU Derechos Humanos. También participó el EQUITAS (asesores forenses del Comité de Víctimas de Bojayá).
Como resultado del proceso de identificación realizado por el Instituto Nacional de Medicina Legal y Ciencias Forenses, se efectuará la entregade 78 cuerpos plenamente identificados, entrega simbólica de 2 cuerpos que no fueron hallados, una fosa llamada 75 que corresponde a restos misceláneos que no pudieron ser asociados a los otros cuerpos identificados, un cuerpo no identificado de un menor de edad aproximada entre 4 y 8 años, 9 bebés que murieron en el vientre de sus madres y 8 víctimas que continúan desaparecidas.
En total se entregarán 99 cofres que se inhumarán debidamente en un mausoleo construido por el Ministerio de Interior y de Justicia en la comunidad de Bojayá.
Finalmente, en el marco de estos hechos, la Fiscalía General de la Nación continúa en el proceso de búsqueda de las personas desaparecidas y garantizar los derechos de las víctimas.

No hay comentarios