Header Ads

Seo Services

UNIDAD PARA LAS VÍCTIMAS CUMPLIÓ CON FERIA PARA FAMILIAS INDÍGENAS RETORNADAS.


09/08/2019, Cerca de 330 familias indígenas retornadas a los departamentos de Chocó y Risaralda, participaron de la Feria de Servicios que organizó la Unidad para las Víctimas en el corregimiento de Santa Cecilia, municipio de Pueblo Rico Risaralda.



La Unidad para las Víctimas a través de sus territoriales en Chocó y Risaralda, desarrollaron una Feria de Servicios Institucional con la participación de varias entidades del Estado, con el fin de que la población pueda acceder a la oferta institucional, cumpliendo así con los compromisos del proceso de retornos y reubicaciones de la entidad.

El evento estuvo acompañado por el SENA, Instituto Colombiano de Bienestar Familiar, Comisaría de Familia, Alcaldía de Pueblo Rico, Misión Médica de la Clínica San Rafael Pueblo Rico, Ejército, Policía Nacional, la Gobernación de Risaralda, representada por Teresita Peláez y su equipo de trabajo, y la Defensoría del Pueblo sirvió como garante de todo el ejercicio.

Durante la feria se verificaron las condiciones de salud de las familias retornadas, acceso a la atención y afiliación, de igual manera se realizaron las gestiones para la prestación de los componentes de educación y se hizo especial énfasis en el cuidado con los niños, niñas y adolescentes a través de actividades lúdico-recreativas direccionadas desde el enfoque psicosocial de la Unidad a través de sus profesionales.

“Esta es una acción que llevamos preparando durante varios meses desde la Unidad con el único objetivo de lograr que todos ustedes puedan estabilizarse en sus territorios tras cumplir con el retorno, hoy estamos atendiendo a las familias retornadas desde la distintas entidades y la idea es reunirnos con los líderes indígenas de los diferentes resguardos para revisar los compromisos adquiridos”, comentó Luz Patricia Correa, directora de Asuntos Étnicos de la Unidad.

A estas, cerca de 335, familias indígenas retornadas a sus lugares ancestrales, desde diferentes ciudades capitales del país, se les entregaron ayudas humanitarias en especie durante los primeros cuatro meses siguientes al retorno a los territorios.

“Quiero resaltar el compromiso de la Unidad para las Víctimas con los retornados, ya que en esta situación laborar tan difícil que vivimos al interior de los resguardos, llegan unas ayudas económicas muy significativos para la sobrevivencia de las familias, sin duda una ayuda inmensa para estar tranquilos en los próximos meses”, indicó Raúl Guasiruma, gobernador mayor del resguardo Unificado.
El Instituto Colombiano de Bienestar Familiar ha estado muy atento en lo que tiene que ver con la atención a los niños, niñas y adolescentes retornados realizando viajes continuos hasta el territorio, así mismo la Unidad entregó un proyecto productivo agrícola para el sustento básico de 50 de las familias retornadas.

Al respecto Laura Moreno, directora territorial de la Unidad en el Eje Cafetero: “Sin duda que este tipo de actividades nos permiten seguir cumpliendo con los compromisos adquiridos desde la institucionalidad para con los indígenas retornados, es un alivio poder llegar hasta el territorio con oferta oficial y es por ello que debemos dar un gesto de agradecimiento a las entidades que nos acompañaron para poder garantizar los derechos de las comunidades y luchar por su bienestar en los resguardos”.
A la par con esta Feria de Servicios, la Unidad comenzó la entrega de un esquema especial de acompañamiento como apoyo al componente de alimentación en dinero. Serán $1.200.000 pesos para cada uno de los núcleos familiares retornados, pagos que se cumplirán en tres contados de 400.000 mil pesos a partir de la fecha.

“Estamos haciendo presencia en Santa Cecilia para garantizar los compromisos adquiridos por la Unidad a través de las territoriales en Chocó y Risaralda, es una forma de decir que siempre estamos presentes adelantando acciones puntuales que propenden por el bienestar de las víctimas y dándoles de paso una voz de aliento para que todos permanezcan en sus hogares evitando dificultades en la ciudad, ellos sin duda son nuestra razón de ser”, comentó Vanessa Palacio, directora territorial de la Unidad en Chocó.

En articulación con la Dirección de Asuntos Étnicos, desde el grupo de retornos se realizó el abordaje comunitario (revisión de acciones con la comunidad y la alcaldías), y se verificó con registro el estado de las novedades que tengan a hoy los hogares en mención.

“Seguimos cumpliendo con los resguardos y los retornados, no solo con la oferta de las entidades, también el auxilio en dinero es bastante importante para garantizar el bienestar de las familias en sus tierras, nos reunimos con los líderes y los compromisos van por buen camino, ellos son garantes del trabajo realizado por la Unidad hasta este momento”, concluyó Yolman Osorio, coordinador de retornos de la entidad.

Finalmente, Jesús Sintúa, retornado de Bogotá hasta la comunidad de Vichubara, dijo: “Llevamos 8 meses en este proceso de retorno y creo que vamos bien, falta un poco de comunicación más fluida entre entidades y comunidad indígena, pero con las conversaciones adelantadas quedamos tranquilos para poder seguir adelante y garantizar nuestro bienestar”.

No hay comentarios