Header Ads

Seo Services

MESA FORESTAL DEL DEPARTAMENTO DEL CHOCÓ, UNA ESTRATEGIA QUE INTEGRA A LOS DIFERENTES SECTORES ASOCIADOS AL TEMA


18-12-2018, El Ministerio de Ambiente y Desarrollo Sostenible, como organismo rector de la gestión del medio ambiente y de los recursos naturales renovables, ha venido promoviendo a través de la Dirección de Bosques, Biodiversidad y Servicios Ecosistémicos una estrategia que permita desde lo regional la instrumentación e implementación de la Política Forestal Nacional, a fin de asegurar el desarrollo sostenible, resaltando la integralidad de la mirada del tema forestal y los beneficios sociales, ambientales; es allí donde surgen Las Mesas Forestales.
Las mesas se convierten en espacios de diálogo, coordinación y concertación para la ordenación, manejo, restauración, conservación y uso sostenible de los bosques, recursos forestales y servicios ecosistémicos con la participación de actores nacionales, regionales y locales vinculados al sector. En la actualidad existen las mesas de los Departamentos de Chocó, Caquetá, Putumayo, Guaviare, Amazonas, Nariño, Cauca, Valle del Cauca, Santander y Norte de Santander.
La Mesa Forestal del Chocó se creó el 24 de Abril de 2014 y cuenta con una Junta Directiva donde el IIAP la preside, la Gobernación desempeña el papel de secretaria técnica, COCOMACIA asume la vicepresidencia; adicionalmente, se cuenta con el apoyo de tres Instituciones que desempeñan el papel de Vocales; Universidad Tecnológica del Chocó (academia), Jardín Botánico (Investigación) y la Cooperativa de Ebanistas del Chocó (Productivo).
Es apoyada por un comité técnico que lo integran MADS, Codechoco, IIAP, UTCH, Secretaria de desarrollo Económico y Recursos naturales del departamento, delegados de comunidades negras e Indígenas, Municipio de Quibdó, Asociación de Ingenieros Forestales y Agroforestales, Industriales de la madera, el ICA en términos generales.
En la actualidad se ejecuta a través del IIAP con recursos del programa FAO – FLEGT el proyecto de fortalecimiento de esta mesa cuyo objetivo es consolidar la gobernanza comunitaria y forestal a partir del fortalecimiento de la Mesa Forestal del Departamento del Chocó, mediante una caracterización de actores de la actividad productiva forestal básica (aserradores, corteros, arrieros, balseros, etc.) en los municipios de Riosucio, Quibdó y Bahía Solano.
Los productos principales del proyecto son:
Caracterización de los actores en los eslabones de aprovechamiento, movilización y transformación de la cadena forestal, en las regiones del Bajo Atrato, Pacífico y Alto Atrato, del departamento del Choco.
Estrategia de intervención que fortalezca la gobernanza de los actores de la cadena forestal del departamento del Choco
Identificación de retos y oportunidades en la aplicación de los protocolos de seguimiento y control al aprovechamiento, movilización e industrias desde la perspectiva de los usuarios.
Plan de Comunicación y Visibilidad del proyecto
Informes técnicos y financieros del proyecto
Documento técnico de evaluación del impacto y sostenibilidad del proyecto donde se resumen las lecciones aprendidas, conclusiones y recomendaciones.
Compilación de las comunicaciones y acciones de visibilidad
Memorias de Talleres de Inauguración y Clausura del Proyecto.
Visitar un entable de aprovechamiento forestal, una experiencia que marca y sensibiliza.
El pasado 15 de diciembre del 2018, estuve la oportunidad de arrimar y quedarme un buen rato en el corregimiento Las Mercedes, lugar donde en el marco del proyecto de Fortalecimiento de la Mesa Forestal, financiado por la FAO en convenio con el IIAP, nos encontramos en un proceso de caracterización de actores que permita ampliar y fortalecer este importante espacio reconocido como “Mesa Forestal del Chocó” y contar con las voces de aquellos quienes aún son invisibles dentro de esta importante cadena productiva.
Gente humilde, trabajadora y dispuesta a articularse con la institucionalidad para hacer las cosas bien y seguir viviendo de la actividad forestal, tal y como lo hicieron sus tatarabuelo, abuelo y padres, de manera sostenible y armoniosa con el entorno.
Después de haberme adentrado en la selva húmeda, pasado peripecias y visto las condiciones tan duras en que tienen que trabajar para extraer el producto que les permite “sobre vivir” con sus familias, valoro aún más, cada mueble, mesa, puerta y todo aquello que lleve madera.
Dependiendo las temporadas del año, donde surgen otras actividades productivas que les permite alternar el aprovechamiento del bosque, como por ejemplo la pesca, minería y la agricultura; su principal fortaleza está en la madera. Con ello aprendí la palabra “Cancherear” lo que significa aprovechar una cantidad mínima de árboles que les permita solucionar un requerimiento familiar que se les presente.
Estamos hablando de 30 a 50 bloques de madera, a los cuales por la poca cantidad no se les expide permiso y por tanto corren el riesgo de que sean decomisadas. Un “Canchereo” que en muchas oportunidades pone en riesgo sus vidas, sin contar el gran esfuerzo que demanda extraerlo del bosque.
Cada vez admiro más a esos hombres y mujeres que habitan nuestro territorio. Son unos duros. Ahora me pregunto una vez más, quién creo el estereotipo de que los negros somos perezosos? Lo que somos es unos “Berracos”. En el Chocó nuestras comunidades viven día a día, desafiando a la muerte.
“Seño…. nosotros no somos delincuentes, vivimos de lo que nos ofrece el territorio que en estos momentos es pesca y madera, lo alternamos cuando se puede. Que más no quisiéramos que poder mancomunarnos con las entidades y por cada árbol que tumbemos nosotros poder sembrar 3 que nos entreguen como plántulas”
fuente.  Periódico El baudoseño

No hay comentarios