Header Ads

Seo Services

SEGÚN LAS ALERTAS TEMPRANAS PRESENTADAS POR LA DEFENSORÍA DEL PUEBLO, EN EL URABÁ CHOCOANO EL CONFLICTO ARMADO AFECTA DIRECTAMENTE A CERCA DE 35 MIL PERSONAS



Son al menos 20 actos violentos y factores de inestabilidad los que ha registrado la Defensoría del Pueblo en varias zonas del norte de Chocó en límites con Antioquia, y que fueron suficientes para que el titular de esa dependencia del ministerio público, Carlos Negret, decidiera emitir dos alertas tempranas para buscar la protección de unas 35 mil personas que habitan en esa región.
El Defensor del Pueblo se encuentra en esa zona del país, en un recorrido que comprende las poblaciones de Quibdó, Tagachí, Bojayá, Murindó, Carmen del Darién, Riosucio, Unguía y Turbo, donde ha logrado evidenciar la disputa de integrantes de la guerrilla del Eln y de las Autodefensas Gaitanistas de Colombia, Agc, (Clan del Golfo), por los territorios que hasta hace más de un año tenían una fuerte presencia de los frentes 34, 57 y 58 de las Farc.
En una primera alerta, el ministerio público advirtió sobre la “persistencia de violaciones a los derechos humanos e infracciones del Derecho Internacional Humanitario en las poblaciones de Bojayá y Medio Atrato (Chocó), como también en Vigía del Fuerte (Antioquia). Allí, dice el informe, la amenaza de “una expansión del Eln y las Agc, combates entre esas estructuras, el repoblamiento y el despojo de territorios ancestrales y de la conformación de nuevos grupos armados”, es alta.

No hay comentarios